Koh Lanta, la isla tranquila

Hoy es nuestra última noche en Koh Lanta, una isla muy tranquila en la que hemos pasado cinco maravillosos días. Cuando salimos de Bangkok cogimos el tren con destino al aeropuerto de Don Muang, que es el que utilizan las aerolíneas low cost. El trayecto fue muy apacible (casi 1h), en un tren antiguo, extremadamente lento y lleno de locales. Como íbamos con tiempo pudimos relajarnos y disfrutar de las vistas. El billete nos costó 5 baht (1€ son 38 baht).

No solo fue apacible para nosotros...

No solo fue apacible para nosotros…

Al llegar al aeropuerto de Krabi nos llevaron a nuestro “hotel” (2,5€ persona/noche), donde hicimos noche antes de desplazarnos a la mañana siguiente hasta Koh Lanta en furgoneta (350 baht por persona). Sí, habéis oído bien, fuimos en furgoneta a la isla. Te llevan por la carretera que bordea la costa hasta el punto más cercano con la isla y suben todos los vehículos a un transbordador que los deja en la isla, y desde allí hasta el hotel. En este caso era un bungalow en mitad de la jungla. Al principio todo muy bonito, los dueños muy amables… pero después de la tercera noche nos buscamos algo menos rupestre: tres cucarachas, varias babosas y alguna que otra rana, todo dentro del bungalow.

Para movernos por la isla lo tuve muy claro desde un principio, o moto o moto. El resto del transporte, además de escaso, es muy caro. Al fin y al cabo es una isla y casi todo cuesta el doble que en la capital (y eso que es de las islas más baratas). El caso es que jamás había llevado una moto, nunca me han hecho la más mínima gracia, consideraba que era jugarse la vida. En cambio aquí, con el poco tráfico que hay ha sido una gozada, he tenido una sensación de libertad muy grande (por solo 5€ al día). Me he alegrado tanto de haber tenido esta experiencia que en cuanto llegue a Ibiza me compraré una, lo tengo clarísimo.

¡Lo de comprarme la moto es broma mamá!

¿Qué hemos hecho entonces estos días? Pues aprovechando que contra todo pronostico nos ha hecho sol la mayoría de los días, nos hemos tostado bastante al sol, muy bastante además. Hemos hecho un precioso trekking por la jungla, que acababa en unas cascadas. Hemos hecho una excursión en barco en la que visitamos 4 islas, hicimos snorkel y nos metimos en una cueva acuática de 80 metros de largo en la que nos esperaba una sorpresa al final… Y sobretodo hemos dado muchas vueltas en moto. Decir que aquí, a diferencia de Bangkok, todos son musulmanes, pero siguen siendo igual de majos y sonrientes.

Para acabar os dejo unas fotos de los dos últimos días en Bangkok, donde visitamos la antigua capital del Reino de Siam, Ayutthaya. Y la Golden Mountain. Tengo pendiente editar un video con todo lo que voy filmando, pero no he encontrado ningún hueco para hacerlo aún! Hasta la próxima!!!

Anuncios
Categorías: Primera aventura: sudeste asiático, Tailandia | 8 comentarios

Navegador de artículos

8 pensamientos en “Koh Lanta, la isla tranquila

  1. Iris

    Chicoss me alegro que os vaya genial en el viaje, me encantan las fotos son una pasada pero no estaría de más que salierais más ehhh, bueno besitos y saludos pareja :)
    PD:No he podido comentar antes pero he leído todas las entradas,esperaré con ansias la próxima hahaaha

    • Iriiis, siento no haber contestado antes. Muchas gracias por tu comentario, la verdad que salimos poco en las fotos sí, a ver si nos compramos ropas nuevas y nos ponemos guapos, que sino fastidiamos un poco el paisaje jajaja

      Saludos, que vaya todo muy bien por allí :)

      pd. ya tienes nueva entrada!!

  2. Anónimo

    Una pasada de viaje. Estoy muy contento de que lo esteis pasando tan bien. Opino lo mis o que Iris, aver si salis un poco mas en las fotos. Por cierto, ¿Cual era la sorpresa al final de la cueva?. Un abrazote para los dos.

  3. Nacho

    El comoentario anterior es de tu padre. Que no he puesto los datos y he dado a publicar.

  4. Cristina

    David, qué bonito es todo y menuda experiencia la excursión por las islas y por la selva … Yo quiero ir!!!! No bromees con la moto que ya me ha dado el sofocón! Jajaja … que aquí las carreteras en verano si que son la jungla … Aunque sí es cierto que la sensación de libertad es incomparable …
    Seguid pasándolo muy bien y haciendo fotos que, además de un buen recuerdo, es para los que estamos aquí una alegría compartir.
    Un abrazo muy fuerte para los dos

  5. Anónimo

    Hola David, estoy encantada con tús relatos y esas fotos alucinantes.
    Espero conocerte pronto, aunque ya me caes bien…
    Ah!!! Que te explique Laura quién soy.
    Un abrazo!!!

  6. Elena

    Soy Elena, la tía de Laura

  7. Muchas gracias Elena, me alegro que te guste! Ya me ha dicho Laura quién eres :)

    A ver si algún día Laura me lleva a Galicia! Jajaja
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: