Cambiamos de trabajo: Agnes Water y Hervey Bay

Hola a todos! Me encuentro en la biblioteca Estatal de Queensland, en la ciudad de Brisbane. De otra manera me hubiese sido imposible ponerme a escribir. Hace cosa de un mes llegamos a Agnes Water, un pequeño pueblo costero en el que teníamos pensado trabajar tres semanas, y así fue. Desde que llegamos todo fue bastante diferente a nuestra anterior experiencia en Emu Park, tanto por el pueblo como por el hotel en el que trabajamos. Si en Emu Park vi un ambiente muy familiar y afable (y algo alcohólico), en Agnes Water vi a muchos surferos, gente descalza con melenas rubias (y aquí, más que al alcohol le daban a la marihuana). Respecto al hotel (Southern Cross Backpackers) también era completamente diferente, es una finca en mitad de la naturaleza, con muchos edificios pequeños diseminados, piscina, lago, zonas de barbacoa, mesa de ping pong (en la que nos pasamos la mayoría del tiempo)… Los clientes también iban más relajados, se quedaban mínimo dos noches y te daba tiempo a relacionarte con ellos. La verdad que estuvimos muy a gusto. Nuestro trabajo se resumía en limpieza, jardinería y sobretodo conducir el shuttle bus hasta el pueblo, ya que estábamos un poco apartados (8 minutos en coche) y había un servicio cada dos horas.

img_20170103_125310

Nuestra habitación en Southern Cross Backpackers (Agnes Water)

img_20170103_202558

La sala común del hotel

El día a día se hizo muy ameno, como ya nos pasó en Emu Park, hicimos grupo con otras personas que empezaron a trabajar a la vez que nosotros (y que la mayoría se fueron también antes que nosotros). El dueño del hotel también tiene una empresa de tours en moto (parecen Harley Davidson en miniatura) y nos invitaron a hacerlo gratis. Así, los primeros días nos planteamos tres objetivos: hacer el tour de las motos, ir a ver el santuario de canguros y surfear. Bueno, he de decir que el único que cumplió con los tres fue Adrían. Después de que una medusa muy rara me picase todo el costillar, me dije a mi mismo que no era necesario surfear…

El santuario de los canguros estaba a la vuelta de la esquina, es un sitio donde recogen a bebés huérfanos (la madre ha muerto atropellada, por ejemplo), y los crían hasta que ellos mismos deciden abandonar el lugar, que evidentemente no está vallado. Fue una experiencia darles de comer y escuchar ciertas historias desagradables por parte del dueño. Historias sobre el poco tacto que se ha tenido y se tiene con la mayoría de las razas en Australia. De hecho, en 10 años nos quedamos sin koalas, por dar un dato.
El tour en moto fue increíble, nos dieron nuestra chupa de cuero y estuvimos practicando en pista un rato. Luego salimos los 15 en formación de linea a la carretera y recorrimos toda la zona en la que James Cook desembarcó en 1770. A la vuelta, con el sol poniéndose, solo veía la hilera de motos recorriendo una carretera desierta, rodeados de un paisaje alucinante y lo único que quería era que mi ojo fuese capaz de sacar una foto de ese panorama. Aunque me conformaré con quedármelo para mí en la memoria.

Entre barbacoas, baños en la piscina y trabajo pasaron las tres semanas. Nuestra intención era ir a pasar las dos últimas semanas a Brisbane, la capital del estado, a trabajar. Debido a la falta de respuesta que tuvimos por parte de los hoteles, decidimos darnos unas pequeñas vacaciones de 3 días antes de ir a la ciudad y buscar trabajo sobre el terreno. En este caso nos separábamos, Adrían bajaría mucho más al sur, a Byron Bay, a ver a su amigo José y pasar unos días surfeando. Yo, mientras tanto, hice una parada de camino en Hervey Bay, un tranquilo, pero no tan pequeño pueblo, donde estuve alojado en un hotelito (en el que parecía que era el único huésped). Allí fui a la playa, cogí la bici, y disfrute de un poco de intimidad que ya era necesaria. Todo el día rodeado de gente, compartiendo habitación, baños, cocina, zonas comunes… puede hacerse cansado!

2017_0126_07045900

Hervey Bay

img_20170125_151625_1

Playa de Torquay, Hervey Bay (almenos aquí no hay olas)

Ahora ya desde Brisbane acabo esta entrada, nos quedan 3 días para volar a Nueva Zelanda. Estamos ansiosos de ponernos en movimiento, pero mientras tanto esta ciudad está dando mucho de sí. Hablaré de estas dos últimas semanas en la siguiente entrada, que espero sea antes de coger el vuelo! Un saludo!

Anuncios
Categorías: Australia, Segunda aventura: Oceanía y sudeste asiático | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Cambiamos de trabajo: Agnes Water y Hervey Bay

  1. Nacho

    Como siempre es una gozada leer tus entradas. Me gusta mucho ver lo bien que te lo estas pasando. Un fuerte abrazote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: